7 trabajos con los que naturalmente podrás viajar

Sabemos que la mayoría de nuestros lectores tienen una importante inquietud: viajar. Es por eso que nos preocupamos por equiparte con las herramientas y la información necesaria que te permitirán materializar ese sueño de querer darle la vuelta al mundo.

Lo primero que queremos decirte es que vivir viajando no es un imposible, ni mucho menos una utopía, de hecho, seguro habrás leído algunas historias sobre personas que se dedican a recorrer cientos de países durante todo el año, e inevitablemente te habrás preguntado ¿Cómo no se mueren de hambre? ¿De dónde sacan el dinero? ¿Son millonarios?

La verdad es que no, de hecho, la mayoría de las personas que toman la decisión de vivir como nómadas o viajeros no son personas adineradas, sólo son individuos que no le tienen miedo al mundo y saben que no existen imposibles a la hora de querer conquistar tus sueños.

Hoy queremos mostrarte siete opciones laborales que te permitirán conocer muchas banderas, y a su vez, producir dinero.

Foto: Pexels

#1 Auxiliar de vuelo

Son aquellas personas cuya labor permite que los vuelos sean una experiencia maravillosa. Atienden a los pasajeros ofreciéndoles bocadillos, bebidas y el menú del día. Pasan la mayor parte del tiempo en el aire, viajan a distintos países, y además, tienen la oportunidad de conocer algunos lugares cuando les dan su respectivo descanso. Se trata del trabajo perfecto si quieres viajar mucho.

También puedes leer >> “Consejos para conseguir trabajo en el extranjero”

El salario varía enormemente, dependerá de la aerolínea y de tu experiencia laboral, sin embargo, por lo general se empieza ganando el sueldo mínimo (nada mal). Si tienes al menos 21 años, no eres una persona extremadamente baja o alta y no posees antecedentes penales, puedes tener trabajo como tripulante de cabina. SUGERENCIA: Algunas aerolíneas prefieren contratar personas con títulos terciarios y dominio de otros idiomas.

#2 Guía turístico

Para este trabajo necesitarás ser muy organizado y sociable porque tendrás que mover a un gran grupo de personas de un lugar a otro, y al mismo tiempo, lograr que aprendan y disfruten del viaje. Debes estudiar y mantenerte actualizado con los datos que vas a compartir durante el paseo, y es que en tus hombros reposa la responsabilidad de nutrir de buena información a aquellas personas que decidieron por voluntad propia asistir al paseo que diriges.

También puedes leer >> “8 formas de viajar por el mundo con poco dinero”

Una buena manera de encontrar un trabajo como este es acercarte a las compañías de turismo locales y ofrecerte como guía turístico. Seguramente necesitarás hablar de forma fluida la lengua local, o de lo contrario, ser guía de aquellos turistas que compartan tu idioma natal.

Esta es una labor que ofrece muchas posibilidades, y depende en gran medida del lugar donde te encuentras, por ejemplo, en Nepal puedes hacerte guía de alpinismo, en Australia puedes hacer un recorrido por las mejores playas para surfear o en Nueva Zelanda puedes organizar un paseo por las locaciones donde se han filmado las escenas de algunas películas.

#3 Au Pair

Si te encantan los niños, estás a punto de conocer la alternativa indicada para ti. Un o una Au Pair se ocupa de cuidar a niños, y eventualmente, también hace algunas tareas domésticas. Con este trabajo podrás vivir en un país extranjero y aprender un idioma nuevo. De hecho, la mayoría de las familias que contratan a un Au Pair disfrutan de una buena economía, y esto podría significar que te inviten a paseos o excursiones familiares, donde podrás hospedarte en resorts exclusivos y probar buena comida.

#4 Piloto de avión

Para ser el responsable del vuelo se requiere de un entrenamiento largo y arduo, sin embargo, los beneficios de ejercer esta labor son infinitos. Las aerolíneas toman en cuenta que el aspirante a piloto tenga un título universitario, y para obtener la licencia se necesita un mínimo de horas de vuelos, factor que varía de acuerdo al lugar de residencia. Asimismo, deberás pasar por exámenes médicos de audición y visión, y será determinante el hecho de no tener una incapacidad física que pueda entorpecer la actividad.

#5 Traductor/Intérprete

Definitivamente, saber varios idiomas puede hacer la gran diferencia si te encuentras en otro país, especialmente ahora que vivimos en un mundo tan globalizado. Lo cierto es que a donde quiera que vayamos, siempre se necesitará un intérprete o traductor. Esto puedes hacerlo si una empresa te contrata, o de forma freelance por internet. Toma en cuenta las agencias gubernamentales, las organizaciones, los hospitales y las grandes empresas.

Vale aclarar que ser traductor es diferente a ser intérprete, mientras el primero trabaja con el lenguaje escrito, el segundo lo hace con el lenguaje oral. El único requisito será dominar al menos dos lenguas con total fluidez.

#6 Wwoofer

Es una de las opciones más reconocidas y respetadas a nivel mundial por todos los usuarios. Consiste en trabajar en granjas orgánicas distribuidas alrededor del mundo, donde te ofrecen alojamiento, comida,- y en ocasiones-, dinero. Para aplicar, debes ingresar en el sitio oficial de la WWOOF (Worldwide Opportunities on Organic Farms) y colocar tus datos, luego determinas la cantidad de horas que vas a trabajar, escoges un país y finalmente buscas la granja donde quieres estar.

Es una opción extraordinaria si tienes la inquietud de visitar un país, y además, conocer a muchas personas en el camino que podrán enseñarte otros idiomas y/o darte nuevas ideas para emprender viajes.

#7 Hostels

Se trata de un intercambio, manteniendo la política de la opción anterior: trabajo a cambio de techo y comida. Sin embargo, dependiendo de las horas que se trabaje, podemos obtener una pequeña compensación que raramente alcanza a ser un sueldo, pero pese a esto, es una de las opciones que mejor nos viene si necesitamos hacer una parada en determinada parte del camino y no tenemos mucho dinero, o también, si decidimos salir del país y buscar un empleo.

También puedes leer >> “¿Qué es un influencer y cómo me convierto en uno?”

Recuerda que se trata de un trabajo voluntario, muy pocas personas te pagarán por esto. Tampoco existirá un contrato de por medio, por lo que no necesitarás visado o tarjeta de ciudadanía para poder trabajar.

Entre tantas ventajas, queremos destacar que trabajando en un hostel conseguirás conocer a nuevas personas que, al igual que tú, se sienten motivados por los viajes o se encuentran buscando empleo. Puedes hablar con el dueño para ejercer labores relacionados con la limpieza, el mantenimiento del lugar, pintura, cocina y/o lavandería. O en caso de que tengas algún conocimiento en especial, puedes proponerle al dueño impartir clases de baile, yoga, idiomas, o incluso hacer una web o manejar las redes sociales del local.

 

Comentarios

comentarios