¿Cómo ahorrar espacio en la maleta de viaje?

Parece curioso que lo más complicado a la hora de prepararse para un viaje sea armar la maleta, y es que muchas veces metes más equipaje del necesario y desembocas en situaciones de estrés, intentando cerrar la maleta de mil maneras ¿Te ha pasado? Sabemos que sí, pero no te preocupes, es absolutamente normal toparse con la clásica escena de saltar encima de la maleta para poder cerrarla.

Lo cierto es que esto no debe ser así necesariamente, existen muchas formas de ahorrar espacio en la maleta y llevarte lo estrictamente indispensable. De hecho, a esto se le conoce como ‘Art of packaging’ (el arte de empacar), actividad que se ha comparado mucho con la habilidad que debemos tener a la hora de jugar ‘tetris’, y es que, esa es la mentalidad que nos ayudará a armar la maleta ideal de viaje.

Foto: Pexels

Claro está, nuestro equipaje va a depender de varios factores: el destino, forma de viaje (mochilero, roadtrip, crucero o tour), el clima con el que nos vamos a encontrar y duración de la estadía.

Ahora bien, lo primero que debes hacer es elaborar una lista, puedes hacerla al mejor estilo artesanal: a papel y lápiz, o acudir a aplicaciones como PackingPro o Evernote. Para hacer esto debes preguntarte objetivamente cuál es la funcionalidad de cada elemento que incluyes en la lista, así, cuando menos te des cuenta, estarás eliminando una larga lista de objetos que parecen ser inútiles en tu viaje.

Ropa

Como te comentábamos al principio, el factor clima es importante. Así que, en base a la estación con la que vayas a toparte, separa la ropa adecuada para ello. Aunque parezca una nimiedad, tener esto presente te ayudará a conocer cuáles son las prendas que realmente necesitas, y te ahorrará en gran medida la molestia de tener que pensar qué llevar y qué no llevar.

Luego, piensa ¿Cuáles son tus planes? ¿Cuál es el itinerario? Así podrás preparar conjuntos para cada día. Escoge prendas que combinen entre sí, con las que puedas jugar y variar, de modo que con poca ropa puedas armar diversos conjuntos y siempre verte diferente. Aquí nos tropezamos con el primer error imperdonable: llevar un pantalón que solo combine con una prenda superior. Recuerda que el objetivo es evitar llevar ropa que luego no podamos reutilizar. Se práctico y simplifica.

Aprovecha el interior de los zapatos y/o botas para meter tu ropa íntima, calcetines o accesorios, para esto también puedes usar esos bolsillos o compartimentos pequeños que traen todas las maletas. Por otra parte, no dobles tu ropa, enróllala, este es uno de los consejos más útiles para guardar tus prendas de vestir y aprovechar espacio, además, evitará que se arruguen. Aconsejamos que coloques al fondo: zapatos, toallas y los elementos más gruesos, así podrás organizar tu maleta con mayor comodidad.

Otros productos

Bajo ningún concepto, lleves cajas. Si necesitas trasladar perfumes, lociones o cualquier elemento que tenga su respectiva caja, mejor sácalo de allí y protégelo con un calcetín o una bolsa. Asimismo, los productos frágiles colócalos entre varias prendas de ropa, así estarán protegidos de los golpes. Si aun así, sientes miedo de meterlos en la maleta, entonces inclúyelos en tu equipaje de mano.

Esto también aplica para el shampoo, el acondicionador y/o el jabón líquido, si bien es cierto que ellos traen sus propios envases plásticos, también es cierto que los mismos por lo general ocupan mucho espacio, por tanto, lo más eficiente sería cambiarles el recipiente por uno más pequeño o llevar los que son de bolsita, muy parecidos a los que ofrecen en los hoteles. Por cierto, para evitar que los envases se derramen en tu ropa o dentro de tu maleta, coloca un trozo de plástico entre la tapa y la boca del envase.

Foto: Pexels

Las bolsas de cierre hermético son de mucha utilidad, aquí podrás guardar decenas de cosas, especialmente las que son pequeñas y quieres tener al alcance sin necesidad de voltear tu maleta para encontrarlas. Aquí puedes incluir: maquillaje, accesorios o productos de aseo personal, estas bolsitas son ideales para colocarlas en los bolsillos ocultos de tu bolso que te comentábamos anteriormente.

Ahora llegó la hora de la prevención: mete bolsas vacías y un kit de supervivencia. En estas bolsas vacías puedes colocar la ropa sucia para el regreso, también para las prendas que se encuentren húmedas como las toallas, o para meter los zapatos que se encuentren sucios y puedan dañar el resto de la ropa. Con relación al kit de supervivencia, no olvides incluir pastillas para el malestar general y/o los medicamentos que debas tomarte por alguna razón.

Entonces, debes estar preguntándote ¿Qué voy a llevar en mi equipaje de mano? Te aconsejamos cargar con los objetos de mayor valor, y aquellos que necesitas tener a la mano, por ejemplo: joyas, laptop, dinero, documentos, cámara fotográfica. Ten presente que en la clase turista no debes exceder los 10 kilogramos.

Para finalizar, no olvides dejar un pequeño espacio libre para traerte las cosas que compres en tu destino (en caso de que tengas pensado realizar compras), prevé el espacio que necesitarás para ello y disfruta de un regreso igual de agradable que tu partida. Pon en práctica estos tips y te darás cuenta lo sencillo que es prepararte para la aventura.

Andrea Isabella Marín Dellepiane
@AndreaIsabellaD on twitter

Comentarios

comentarios