Arte: Beneficios tangibles e intangibles

Arte

Descubre los beneficios del arte

“La capacidad de crear es paralela  a la capacidad de sobrevivir”
Viktor Ullman.

Dicen los románticos que no hay vida sin Arte. Y para ser justos, el Arte y el hombre desde siempre han sido indisociables. En este sentido, el ser humano ha encontrado en las expresiones artísticas el vehículo ideal para comunicarse y traspasar cualquier frontera espacio temporal. En este artículo vamos a presentarte los principales beneficios del Arte.

El Arte como fuente de placer

Recientes estudios de Neurobiología y Neuroestética desarrollados en el Reino Unido han revelado que la contemplación de obras de Arte produce sensaciones placenteras y reconfortantes. Al respecto, el investigador Semir Zeki ha comprobado que los sujetos que contemplan imágenes artísticas por tan sólo unos cuantos segundos experimentan un incremento significativo de su flujo sanguíneo, lo cual incide en áreas cerebrales que se ocupan del placer. De acuerdo a los especialistas, dicha reacción química del organismo genera una sensación similar al estado de enamoramiento.

Arte

¡El arte es vida! – Foto: Pexels

El Arte como Terapia

Durante las últimas décadas, psicólogos y psicoterapeutas han hecho uso del Arte como terapia para contribuir al bienestar mental, emocional, y físico de sus pacientes. Dicha práctica reúne las siguientes manifestaciones: la escritura, la pintura, la música, la escultura, la danza, o el drama, para acceder al mundo interior del paciente y ayudarle a exteriorizar sus conflictos. Es de agregar que la mediación artística pretende facilitar un lenguaje adecuado para que cada persona manifieste lo que no puede verbalizar. Lo importante es que con esta terapia el sujeto tratado aprende a expresar su interioridad (sentimientos, emociones, y pensamientos) a través de la creación de las más diversas representaciones.

También puedes leer > “Conoce a la generación más narcisa”

Se ha demostrado que la Terapia artística también contribuye a: 1) Desarrollar la imaginación, 2) Resolver conflictos emocionales, 3) Mejorar las habilidades sociales, 4) Regular la conducta, 5) Reducir el estrés y la ansiedad, 6) Reforzar la autoestima, 7) Potenciar la autonomía, 8) Realizar procesos de introspección, 9) Evadir estímulos negativos.

En definitiva, el Arte se convierte en un valioso vehículo comunicación entre el paciente y el especialista. De cierta manera, el individuo relata su propia historia a través de la manifestación artística de su preferencia (usando la materia, la imagen o el sonido). Obviamente, como el terapeuta no censura, ni reprime la creación, los sujetos tratados tienden a expresar sus percepciones y conflictos de forma espontánea, plasmando sus inquietudes en la obra.

Otro aspecto significativo de este tipo de terapia, se relaciona al proceso de catarsis emocional que vive el paciente mientras se encuentra en el proceso creativo. En este sentido, la mayoría de actividades artísticas generan: relajación, diversión, liberación, apaciguamiento, y satisfacción personal.

Arte

El arte une corazones – Foto: Pexels

El Arte sensibiliza

Las obras de arte nutren y elevan el espíritu humano. Más allá de la función decorativa y estética, el arte trasciende las formas y nos invita a sensibilizarnos ante el mundo que nos rodea. Es indiscutible que, en las creaciones artísticas existe una intención sublime y elocuente que gira en torno a la sensibilización, la integración, y la concienciación de las masas. No podemos olvidar que el arte alcanza el alma y la impregna.

Hasta ahora, se ha comprobado científicamente que las personas que estudian las Bellas Artes desde muy temprana edad, tienden a ser adultos analíticos, observadores, creativos, éticos, y profundamente comprometidos.

También puedes leer > “¿Por qué tememos al matrimonio?”

El Arte registra la historia

Desde tiempos remotos, el arte se ha convertido en especie de testigo socio – histórico de la humanidad. En este sentido, las artes visuales y la arquitectura han permitido conservar la identidad, la cultura, y la historia misma de las civilizaciones. Y es que, una pintura, una construcción, o un retrato nos dan referencias de quiénes somos y hacia dónde nos dirigimos.

Arte

El arte mueve el mundo – Foto: Pexels

El Arte y el desarrollo cognitivo

Se ha demostrado que las experiencias tempranas son indispensables para la estimulación y el apropiado desarrollo del cerebro. Al respecto, el juego y el arte resultan actividades fundamentales para el desarrollo cognitivo, lingüístico, motor, y social del menor.

Cuando un niño canta, baila, dibuja, escribe, no sólo se divierte sino que adquiere una serie de competencias mentales como: la retención de información, la  obtención de conocimientos, el razonamiento, y la interpretación.

También puedes leer > “¿Cómo sacarle provecho a la soledad?”

El Arte y la inspiración

Para nadie es secreto que el Arte siempre genera nuevas formas y se reinventa. Es de resaltar que, la inspiración del artista es un proceso natural en el que confluyen todas las ideas y tendencias que le han sido significativas. Así, su vida, sus gustos, sus valores, y su bagaje cultural incidirán en su forma de crear.

Se dice que las manifestaciones artísticas se entrelazan, interaccionan, y fusionan, con el fin de descubrir nuevas corrientes creativas. En definitiva, ningún artista ‘crea’ de forma aislada, para inspirarse recurrirá a su entorno. Recogerá los condicionamientos sociales y culturales propios de su época. De este modo, tenemos pintores que se inspiran a través de la música, y poetas que se alimentan de la danza o del teatro.

Andrea Isabella Marín Dellepiane
@AndreaIsabellaD on Instagram

 

Comentarios

comentarios