Beer Yoga y Cabra Yoga, nuevas tendencias

El yoga es una de las prácticas más populares en la actualidad, aunque sus orígenes se remontan a épocas milenarias. Esta disciplina ha logrado llegar a casi todos los rincones del mundo por sus bondades en la salud mental, física y espiritual, convirtiéndose en el remedio perfecto para el estrés, la depresión y la ansiedad.

De cualquier modo, su fama ha dado lugar a múltiples variaciones de la práctica original:

Beer Yoga o Brew Yoga

¿Te imaginas practicar yoga y al mismo tiempo disfrutar de una cerveza?

Esto no es un invento ni una ocurrencia moderna que se suma a una pasajera ola trendy, en lo absoluto. Se trata de una práctica muy seria importada de Alemania, dirigida con especial atención a los amantes de la cerveza, con el objetivo de incluirlos en la disciplina sin prohibirles o cohibirles de disfrutar de su bebida favorita.

También puedes leer >> “Conoce los lugares espirituales que cambiarán tu vida”

Jhula es una de sus creadoras y asegura que esta modalidad es ideal para entrenar el cuerpo, la mente y el alma. Ella se aventuró a emprender esta actividad junto a Emily, otra profesora de yoga, quien también tiene como objetivo hacer más amenos los entrenamientos incorporando tragos de cerveza en cada movimiento. Básicamente, el Beer Yoga consiste en realizar posturas de estiramiento sin volcar la bebida y luego celebrar con un trago tras haberlo logrado.

Como le comentábamos al principio, es una práctica realmente seria, aunque parezca divertida, no es ninguna broma, ni busca mofarse de las bases convencionales de esta disciplina milenaria. Sus creadoras toman la filosofía del yoga con el placer de beber cerveza, logrando alcanzar mayor nivel de conciencia.

Para ser más precisos, el Beer Yoga nace con el evento Bier Yoga que tuvo lugar en Berlín en el año 2015, fue cuando Emily y Jhula dieron a conocer la práctica con el fin de relajar a los participantes. A partir de aquí, el yoga cervecero se ha extendido por varias ciudades del mundo, entre ellas: Melbourne, Sídney, Auckland y Singapur.

Por otra parte, hace algunos meses tuvo lugar una clase especial en Bangkok (Tailandia), donde unos 90 entusiastas celebraban la actividad. Su organizadora fue Nipaporn Audrach, quien emitió declaraciones asegurando que la respuesta de los participantes superó todas sus expectativas. Al mismo tiempo aseveró que al principio no pensó que esta variación funcionara especialmente en Tailandia, por conservar sus raíces tradicionales, sin embargo, todos lo entendieron y lo recibieron como una comunidad que quiere combinar la salud con el festejo.

También puedes leer > “Alejandra Graf, la mexicana que mejorará tu estilo de vida”

Finalmente, Marina Vovchenko, otra reconocida profesora de Beer Yoga, aseguró que esta iniciativa resultaba ser muy positiva para captar la atención de aquellos que pasan mucho tiempo sentados en un bar bebiendo. De este modo, los entusiasmaban a hacer algo mucho más productivo que solo consumir alcohol.

Vale agregar, que de acuerdo con sus fundadoras, cualquier persona mayor de edad puede practicarla.

Yoga con Cabras

Estados Unidos también impone su propia manera de hacer yoga de una forma poco convencional: Yoga con cabras. Así como lo leen. Estas clases tuvieron lugar gracias a Leiney Morse, la también impulsora del goat yoga.

El principal beneficio de esta rama es que cuando el participante interactúa con el animal, reduce la sensación de soledad, libera serotonina cuando le hace cariño, se distrae y siente felicidad, por supuesto, aunado a esto nos topamos con los beneficios propios de la disciplina, entre ellos: mejorar la respiración, terminar con la ansiedad, normalizar el ritmo frenético, liberar el estrés, mejorar la salud cardiovascular y reforzar la salud mental.

La propia Leiney empezó a impartir estas clases por motivos personales, sufrió una grave crisis anímica causada por el diagnóstico de una enfermedad, un trastorno auto-inmune y un proceso de divorcio que le llevó a refugiarse en sus cabras, ella asegura que sus mascotas siempre le hacen sonreír y lo mismo sucede con todos aquellos que visitan su granja.

Su lema es “una cabra para el alma”, y ella misma reconoce que esto puede resultar muy raro para quienes nunca han compartido terapias con animales. De igual modo, hace énfasis en que esta disciplina funciona muy diferente a lo que popularmente conocemos como animales de servicio, porque un animal de servicio realiza tareas para personas con discapacidades y tienen el derecho legal de acompañar a sus dueños a casi cualquier parte.

También puedes leer > “¡Hotel de lujo para los amantes de la hierba!”

Y, aunque parezca increíble, esta no es la primera experiencia de este tipo entre yoga y animales, dado que en Canadá, ya experimentaron el yoga con conejos hace casi un año. Lo que también resultó ser muy popular, sin embargo, poco comparable con el éxito que ha conseguido Morse en su granja. De acuerdo con CNN, acumulan una lista de espera de 1200 personas y esta idea ya ha llegado hasta los rincones de Ámsterdam.

Andrea Isabella Marín Dellepiane
@AndreaIsabellaD on Instagram

Comentarios

comentarios