Cesar Augusto, presidente de Emprendedores Latinos USA

Oriundo de Colombia y con el arte en las venas, a los 18 años toma la decisión de darle el primer giro importante a su vida cuando decide viajar hasta Estados Unidos para emprender un nuevo rumbo y estudiar música. Fue así como Cesar se erradicó en la ciudad de Atlanta, lugar que con el transcurso de los años se convertiría en su segundo hogar.

Con el pasar del tiempo, Cesar descubrió simpatía en muchas áreas y se convirtió en un emprendedor multifacético. Actualmente es presidente de la organización sin fines de lucro “Emprendedores Latinos USA”, pero al mismo tiempo, es cantante de jazz y fundador de una empresa de traducciones en el área de la salud.

 

Del sur al norte… ¿Cómo fue el impacto cultural?

“Fue fuerte, aunque no tanto como lo puede ser para otras personas que ya vienen mayores de edad. Pero aún así fue fuerte, porque vine a una parte de Estados Unidos donde no tenía familia, solamente tenía amigos cercanos”.

¿Cuáles consideras que son las ventajas de emigrar joven?

“La ventaja es que una persona más joven tiene más espacio para cometer errores. Cuando llegue aquí, yo probé de todo, era muy flexible en cuanto al lugar donde iba a vivir, era muy flexible al tipo de trabajo que quería tener. Ni te diré cuantos trabajos tuve porque te vas a asustar (risas). Pero, con el pasar de los años, eso me permitió entender cómo funciona todo en esta sociedad”.

Eres el presidente de “Emprendedores Latinos USA” ¿Cómo surge la idea de crear esta organización?

“Nace en medio de una conversación que tuve con unos amigos, que al igual que yo, estaban emprendiendo. Para ese momento estaban iniciando una compañía de televisión por internet y yo había empezado mi empresa de interpretación y traducción en el área de la salud. Estábamos sentados en una mesa, pensando en cómo promocionar nuestros negocios o como darlos a conocer dentro de la comunidad latina. Fue así como se nos ocurrió hacer un evento de networking. Y resulta que solo esperábamos la asistencia de 30 o 40 personas, sin embargo, llegaron 120. Digamos que esto nos abrió los ojos ante la necesidad que había de formar una comunidad de emprendedores latinos”.

¿Y en Atlanta no existían organizaciones para emprendedores?

“Sí, claro, aquí en Atlanta hay diferentes cámaras de comercio y muchos grupos de negocios pero no había uno que estuviera cazando a aquellas personas que recién estaban empezando su negocio, o aquellos que se sentían más conformes hablando en su idioma y recibiendo educación en su propio idioma, es decir, el público latino”.

En vista de esto… Supongo que tuvieron éxito desde su primer evento.

“Sí, impresionante. Al día siguiente nos empezaron a llamar, a preguntarnos cuando era la siguiente reunión, como podían realizar su negocio. Ahí fue cuando empezamos a programar como podíamos hacer de esto una organización que apoyara a la comunidad latina”.

¿Cómo ha ido evolucionando esta acogida?

“Nosotros tenemos aproximadamente cuatro años trabajando, y en este tiempo nos hemos dado cuenta que desde el comienzo hubo una aceptación y acogida muy grande, y lugo vimos que crecía cada vez más, una oleada de nuevos emprendedores. Personas que por alguna razón no aparecían en el panorama de los negocios aquí en la ciudad de Atlanta y que poco a poco se fueron uniendo a esta comunidad y que hoy en día son parte del grupo y han podido crecer sus negocios”.

También eres cantante… ¿Cómo empieza esta aventura?

“Al principio tenía la inquietud de tocar piano y busqué inscribirme en la universidad con esa intención, pero sucede que al final estudié canto clásico y con el tiempo se me presento la oportunidad de cantar y poco a poco me fui enamorando de eso. Así fue como decidí hacer mi carrera musical en base al canto. Por mucho tiempo estuve haciendo presentaciones y también enseñando. Tuve mi propio estudio de canto, sin embargo hace como cinco años decidí darle un vuelco a mi vida y empecé con los negocios, sin dejar la música a un lado por supuesto. Actualmente estoy vinculado con una orquesta de tango argentino que están aquí en Atlanta, y con ellos hacemos presentaciones”.

Actualmente estás en un quinteto de Jazz…

“Así es, dirigido por un maestro venezolano, empezamos el año pasado. Antes estaba muy enfocado en la parte clásica pero ahora estoy enfocándome en la parte latina porque mi interés es ser como un embajador de la música latina, enseñar la belleza y la riqueza que tiene nuestra música”.

 

¿Por ese deseo nace “Capricho Music”?

“Exactamente, Capricho Music es una agencia de músicos que tienen ese mismo estilo, que vienen a ofrecer una alternativa en música jazz y música internacional. Estamos creando toda una organización”.

Decidiste empezar en los negocios… ¿De qué manera?

“Empecé mi propia compañía, una empresa de interpretación y traducción de asuntos médicos. Entonces tengo contratos con los hospitales. Cuando tienen una persona que no habla inglés, nos llaman para que enviemos un intérprete. También en caso de que necesiten traducir documentos, de eso nos encargamos. Es una compañía que ofrece soluciones de idiomas para la industria de la salud”.

Eres cantante de jazz latino… ¿Cómo ha calado este género en el público norteamericano?

“El género ha tenido una grandísima aceptación, más que todo porque estamos en una ciudad donde el jazz es parte fundamental de la vida. En Atlanta hay muy buenos clubs de jazz, también una comunidad muy grande cosmopolita, es decir, personas de muchas partes del mundo. Entonces ha habido una aceptación muy grande, más que todo con nuestro público latino porque estamos presentando una alternativa diferente al género de reggaetón o los géneros más populares y esto ha gustado muchísimo”.

¿Qué significa la música para Cesar?

“Yo vivo la música como una voz de supervivencia. Un don que Dios me dio para poder llevar experiencias a otras vidas, para ayudarte a llevar más fácilmente situaciones que han sido adversas. Para mí es eso, un don que Dios me dio para poder tocar vidas”.

¿Qué le recomendarías a los emprendedores?

“A los más jóvenes, mi consejo es que se tomen un tiempo para investigar sobre la sociedad en la que van a emprender, porque de esta manera podrán asimilarla mejor. Deben investigar sobre las oportunidades, costumbres, tradiciones, todo. Yo obviamente me siento muy orgulloso de ser colombiano, mis raíces culturales son muy preciadas para mí, pero al mismo tiempo, siento mucha admiración por las oportunidades que hay aquí. Entonces, a los más jóvenes es eso, tratar de absorber lo que más puedan de esa sociedad e integrarlo en tu vida”.

“A los mayores, simplemente planificar bien cuáles son los pasos que van a dar en el área del emprendimiento. Si emprender en nuestros países es difícil, hacerlo en otro se vuelve un poco más difícil, pero no es imposible. Nosotros sabemos que Estados Unidos es un país capitalista y económicamente, emprender aquí es más fácil que en Colombia, sin embargo, la barrera del idioma siempre va a estar ahí.”

Capricho Music: http://www.caprichomusic.com/
Emprendedores Latinos USA: https://emprendedoresusa.org/

Andrea Isabella Marín Dellepiane
@AndreaIsabellaD on twitter

Comentarios

comentarios