Che Hojas, exponente argentina del make up & beauty

En la actualidad, el mundo está abarrotado de influencers. Esta es una realidad que ya conocemos, y no podría ser de otra manera, puesto que este oficio ha demostrado ser un oficio que pica y se extiende. Sin embargo, también sabemos que algunos influencers tienen más éxito que otros, y esto no tiene tanto que ver con la suerte, sino más bien con el enfoque y el conocimiento del tema. Por esto, es pertinente preguntarse ¿Cuántos de ellos han comprendido realmente de qué va el oficio de influenciar? ¿Cuántos están totalmente conscientes de la responsabilidad que reposa sobre sus hombros?

Hoy, te contamos la historia de una joven argentina que se ha preocupado por analizar el tema desde un punto de vista más académico para ganarse un espacio en el mundo de la influencia. Su nombre es Che Hojas, es ingeniera comercial egresada de la Universidad Adolfo Ibáñez y tiene un Magister en Marketing.

Che se llevó la bandera albiceleste hasta Santiago de Chile en el año 2007, lugar donde todavía reside y crece como profesional, ejerciendo un sinfín de labores que corresponden al exclusivo campo ‘freelance’. Es así como ha logrado ser la Community Manager y Gestora de Medios para una distinguida agencia, donde también realiza ilustraciones que se colocan a la venta en una galería web con base en Santiago. Esto sin dejar a un lado, el oficio que nos llevó a conversar con ella, su participación como fashion & beauty influencer en las redes sociales.

Cuéntame… ¿Cuándo inicias tu actividad como influencer?

“Antes de que las redes sociales fueran parte de mi vida, yo ya me estaba formando (sin saberlo) para ser una influencer. Siempre tuve una inclinación por lo que estaba fuera de las normas y convenciones, me sentía más yo misma en los cambios que en una apariencia estática. Se puede decir que soy un camaleón que cambiaba continuamente. Desde siempre me inspiraron cientos personajes de libros y películas, cantantes, escritoras y artistas. Todos los que apostaban por expresar su personalidad a través de lo que se ponían. Por supuesto, esto conlleva tanto a las miradas críticas y desaprobadoras como a aquellos que me mostraban su admiración y se decían inspirados por mis ‘atrevimientos’ y me pedían consejos o ayuda para lograr un ‘look’ similar, o que las ayudara en su búsqueda personal de un ‘look’ más en línea con sus personalidades. Así empezó mi pasión por compartir con otros la idea de que cada cual tiene que buscar su ‘yo’ interior y expresarlo con libertad en lo que se pone en el cuerpo. Es muy liberador”.

Veo que tienes activas varias redes sociales (YouTube, Instagram, facebook), pero… ¿En cuál de ellas has logrado posicionarte mejor y por qué?

“Instagram ha sido el medio en el que he logrado posicionarme mejor y creo q tiene que ver con mi preferencia por ese medio sobre Facebook. Digamos que facebook para mí siempre fue algo más personal, ahí me pongo en contacto con gente conocida y puedo saber de sus vidas, también considero que es una herramienta útil para hacer los trabajos de la universidad, por ejemplo. Pero Instagram es una plataforma que tiene que ver más con la  expresión artística. Al principio, publicaba más mis textos y fotografías de contenido artístico y luego fui evolucionando hasta convertir este espacio en lo que es hoy en día”.

“Siento que Instagram me ofrece una plataforma más amplia ya que el que le guste puede ser un seguidor sin compromiso y no un amigo, como en el caso de Facebook que es más privado e íntimo. YouTube entró hace relativamente poco a mi vida pero espero y deseo que crezca muchísimo, disfruto profundamente de hacer los tutoriales. Me encantaría poder enseñar e inspirar”.

¿Cuál consideras es la importancia que tienen los influencers en el sector del fashion & beauty?

“Bueno después de todo estudie negocios y soy una amante del marketing. Creo que, en parte, su importancia radica ahí, pues los influencers son personas escogidas por un público que las decide seguir porque las encuentran figuras interesantes, alineadas con sus propios gustos o inspiradoras, que las ayudan a formar su propio look o que las ayudan a encontrar un estilo de vida nuevo, rumbos tanto de moda como personales, más aventureros”.

Entonces… un influencer, al final es una fuente de inspiración.

“Así es, es una fuente de inspiración para sus seguidores.  Inspiración en la moda, en la búsqueda interna, en estilo de vida y en lo que sea. Es una forma muy efectiva de marketing porque los productos exhibidos o recomendados se acercan a lo que en marketing se denomina el ‘boca a boca’, la forma más eficiente de conseguir clientes. La confianza que una influencer que recomienda ejerce sobre sus seguidoras es casi imposible lograr por cualquier otro medio publicitario hoy en día. Viene a ser el equivalente a los famosos ¡Y muy caros! spots publicitarios en los que se les pagaba a una estrella del cine o televisión para que recomendara un producto. Esto es mucho más barato y con un público mucho más cautivo que la televisión. Yo misma tomo muchas de mis decisiones de marcas en base a influencers”.

Entendiendo que los influencers tienen mucha responsabilidad social ¿Qué deberían comunicarle a la sociedad?

“Nosotros tenemos, principalmente, la responsabilidad de comunicar valores, pues la mayoría de los influencers somos más adultos y no crecimos con influencers, pero el público más numeroso es justamente el de los adolescentes y la idea es ir más allá de un mundo frívolo y pasar a ayudarlos a vencer las inseguridades propias de su edad ofreciéndoles una gama de alternativas donde pueden encontrarse mejor reflejados y más seguros de sí mismos. Debemos mostrarles que no hay una sola manera de ser bello, inteligente o cool. Esto es algo muy positivo ya que los influencers vienen de todos los tamaños, colores y  tipos muy amados por sus públicos, que ofrecen un mensaje mucho más abierto y hermoso que el que nosotros tuvimos con los prototipos y modelos estáticos y asfixiantes establecidos por las diferentes industrias del rubro”.

¿Quienes te han servido de inspiración?

“Uffff, muchísimas personas. He tenido influencers toda mi vida, desde mi hermana mayor, hasta actrices, modelos, instagramers, youtubers y no quiero dejar por fuera los libros. Como les contaba antes, no soy de una única inspiración e imitación, soy de enamorarme de muchos personajes y en particular de algún detalle que me produce una sensación de identificación, luego les doy mi propio sello”.

¿Cuál es el error más común de aquellos que se aventuran a ser influencers en el sector de la moda y la belleza?

“Desistir. Creo que todo se logra con constancia y pasión. Si esto es algo que realmente quieres para tu vida lo puedes lograr, todos podemos. Hoy en día uno no necesariamente depende de un contacto o de alguien que note tu talento, actualmente todos tenemos la posibilidad de armar carrera y simplemente ‘ponernos allí afuera’. Es un camino lento, hay que quererlo y perseguirlo, así como trabajar para cada seguidor y para cada viewer, sin importar cuántos sean”.

¿Cómo y cuándo un influencer logra captar la atención de las marcas?

“Este es un camino que aún estoy recorriendo. Por un lado, siempre etiquetando las marcas utilizadas, pero por otro, como les decía antes, hoy en día uno se puede armar su carrera y su éxito; la mayoría de las marcas con las que he trabajado fue porque vi una oportunidad y simplemente se los ofrecí, les hice una propuesta, a veces funciona, otras no, pero así es la vida”.

¿Cuál es la pregunta más frecuente de tus seguidores?

“De los seguidores ‘¿Quieres salir conmigo?’ (risas), y de las seguidoras más que nada dudas y pedidos como: “¿Puedes hacer un vídeo de cómo te haces las cejas?’ o ‘¿Dónde consigo ese producto en mi país?’ o ‘Por favor muéstranos cómo evoluciona tu pelo con ese color’, también cosas lindas como ‘Me encanta tu estilo’.

¿Cuánto tiempo le dedicas diariamente a tu blog?

“¡Mucho! (risas). Publico fotos todos los días en Instagram y en las páginas de Facebook. Subo dos vídeos a la semana en YouTube. Éstas son las plataformas que más me exigen ya que tengo que dedicar mucho tiempo a crear ese contenido, a editar y a contestar siempre todo. Trato de tener una sesión de fotos semanal y grabar dos días, otros dos días para editar y hacer un dibujo o escrito semanal para publicar en mi página artística y siempre tener material, además de trabajar en las otras cosas y tener tiempo para mí”.

¿Cuál ha sido la mejor y la peor experiencia que has vivido como influencer?

“La mejor experiencia la vivo todos los días porque me encanta lo que hago, sin embargo, hubo un día épico (risas) visité a mi hermana en Los Angeles, California y fuimos a un Starbucks ubicado en Venice Beach, ahí un seguidor me reconoció. La peor sucede cuando la gente se toma el tiempo de impartir su odio y de hacer críticas crueles. Otra terrible experiencia fue la semana pasada. Grabé un Tutorial completo y cuando terminé me di cuenta que se había dejado de grabar a los 5 minutos (risas) fue terrible”.

¿Qué le recomendarías a otros bloggers/influencers que están empezando en esta joven industria?

“¡Que lo hagan! Es muy entretenido. No se rindan si no llegan a la cima en un mes, este oficio exige mucha constancia y dedicación para ver resultados y tener buen contenido. Deben tener conciencia de la importancia de ser influencer, ustedes tienen peso en la mente de muchas personas, así que sáquenle provecho positivo a esto y sean responsables”.

Si quieres saber más sobre Che Hojas, síguela en sus redes sociales:

Instagram @Che_hojas

Youtube: Che Hojas

Andrea Isabella Marín Dellepiane
@AndreaIsabellaD on Instagram

Comentarios

comentarios