¿Cuáles son los beneficios psicológicos de viajar?

Seguramente, en algún momento has sentido que la rutina diaria te cansa o te consume, ejecutas las mismas actividades y no das lugar a las sorpresas, es como si vivieras el mismo día todos los días: te despiertas, tomas un baño, desayunas, vas al trabajo, cumples con tu deber, regresas a casa, vas a la cama, duermes y repites ese ciclo una y otra vez. Es aquí, cuando comienzas a preguntarte ¿Qué clase de vida es esta? ¿Cómo puedo escapar de mi rutina? ¿Por qué me siento tan deprimido y estresado?

También puedes leer >> “5 + 1 Tips para mujeres viajeras”

Digamos que por un lado, no está de más conservar el orden y tener una planificación para aprovechar nuestro tiempo, pero a la vez, debemos tratar de regalarnos un respiro, darnos un receso entre tantas contrariedades laborales o problemas personales, y es precisamente por ese motivo que existen las anheladas vacaciones, el momento ideal para tomar un viaje corto o largo, solo o acompañado.

Si el ser humano no se tomara unos días libres, es muy posible que comience a sufrir de estrés, depresión y otras irregularidades psicológicas que irán acentuándose con el pasar del tiempo, y no queremos eso ¿Cierto?

Foto: Pexels

Ahora bien, hay personas que están tan conscientes de esto que han decidido construir un estrecho vínculo entre su vida laboral y la posibilidad de recorrer nuevos horizontes, a estos individuos los conocemos como ‘Nómadas Digitales’, es decir, personas que trabajan desde cualquier parte del mundo a través de sus ordenadores.

Pero la realidad es que también existen personas que les gusta sentir la estabilidad de tener una vivienda propia, un auto y un trabajo en un determinado lugar, y eso también es totalmente válido, digamos que depende de la personalidad de cada ser humano, pero de cualquier modo, les recomendamos que se tomen unos meses al año para disfrutar de las maravillas del mundo en el que vivimos.

También puedes leer >> “6 oficios que te permitirán vivir como un nómada digital”

Como comentábamos hace dos párrafos, la falta de viajes y vacaciones pueden perturbar nuestra estabilidad psicológica, desencadenando un sinfín de enfermedades terribles. Por este motivo, los psicólogos han incluido ‘los viajes’ dentro de su tratamiento, y aquí te contamos por qué:

En primer lugar, un estudio realizado en Reino Unido demostró que el simple hecho de planificar un viaje te produce felicidad. Actividades como comprar los tickets de avión, escoger el destino, buscar el hotel, armar la maleta y todos los preparativos que demanda un viaje te suben el ánimo de manera fulminante, pero ¿Por qué ocurre esto? De acuerdo con el mismo estudio, sucede que el nivel del efecto placentero en las personas cambia positivamente y esto favorece su bienestar. Al mismo tiempo, otro estudio demostró que el solo hecho de saber que vamos a viajar puede ser más placentero que saber que vamos a adquirir algún bien material (casa, carro, celulares, entre otros).

Foto: Pexels

Luego, tenemos que los viajes atacan a los enemigos más recurrentes del ser humano: el estrés, la depresión y las emociones negativas. Y es que, no siempre se viaja para conocer nuevos lugares, sino para alejarse de todas las responsabilidades, problemas y cargas negativas de nuestra vida. Al respecto, la Asociación Americana de Psicología realizó una encuesta y la misma sirvió para comprobar que las vacaciones y los viajes ayudan considerablemente a reducir el estrés, la depresión, la irritabilidad, entre otros. Inclusive, pueden ayudar a restablecer las emociones.

En este orden de ideas, la Clínica Marshfield en Wisconsin también desarrolló un estudio, concluyendo que las mujeres que viajan una vez cada dos años tienden a deprimirse más que aquellas que viajan al menos dos veces por año.

Foto: Pexels

En tercer lugar, tenemos que los viajes enriquecen nuestras experiencias, y es que, los expertos aseguran que, a largo plazo, viajar nos brindará una felicidad más duradera que la que sentimos cuando poseemos bienes materiales ¿Por qué? Sencillamente porque las cosas materiales se vuelven viejas, se desgastan y pierden vigencia, mientras que las experiencias y los recuerdos no.

También puedes leer >> “4 apps que debes tener para viajar”

Más adelante, estudios médicos aseguran que viajar reduce las posibilidades de sufrir un ataque al corazón. De hecho, varias investigaciones han coincidido en aseverar que los hombres que no toman vacaciones durante varios años son casi un 30% más propensos a sufrir un ataque cardiaco; en cambio, los que viajan regularmente son un 20% menos propensos de padecerlo, y las razones las tenemos muy claras: si bien es cierto que un infarto puede ser causado por varios factores, también es cierto que las actividades físicas son de gran ayuda para evitarlos, y se ha comprobado que las personas que viajan tienen mayor salud física y mental que aquellas que son sedentarias y permanecen en sus casas.

Foto: Pexels

Por otra parte, cuando viajamos, eventualmente debemos salir de nuestra zona de confort y enfrentarnos a complicaciones o imprevistos que nos obligarán a tomar decisiones y resolver problemas ¿A qué nos referimos? Situaciones comunes como: extraviarnos, perder el celular o el GPS, intentar comunicarnos con personas que no hablan nuestro mismo idioma, en fin, una larga lista de contextos que nos motivarán a encontrar nuevas alternativas, es por ello que viajar también potencia nuestra capacidad para resolver problemas.

También puedes leer >> “5 apps gratuitas para aprender idiomas”

En resumen, la experiencia de viajar nos permitirá crecer a pasos agigantados como personas y profesionales, aumentando nuestras habilidades comunicativas y sociales gracias a la oportunidad de conectar con nuevas personas. Así como también nos alejará de los miedos y las inseguridades gracias a la forma en la que nos exponemos frente a las incertidumbres, entendiendo que de todas las experiencias conservaremos las mejores enseñanzas y atesoraremos recuerdos inolvidables.

Para concluir, queremos invitarte a que reserves un tiempo en tu apretada agenda y te atrevas a explorar el mundo, conocer nuevas personas, alejarte de tu cotidianidad, de los problemas que diariamente te invaden y afectan tu ánimo. Recuerda que viajar no es solo alimento para tu mente, sino también para tu espíritu… ¿Qué estás esperando?

Andrea Isabella Marín Dellepiane
@AndreaIsabellaD on instagram

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *