Meditación Trascendental: la solución al estrés y la ansiedad

Empecemos por lo básico, seguramente sabrás qué es la meditación, pero quizá es primera vez que escuchas sobre la ‘meditación trascendental’. Como abreboca y para que entres en contexto, vamos a explicarte brevemente de qué va todo esto:

Se trata de la práctica más sencilla, pura y eficaz que existe en la meditación. Tiene más de 3500 años de antigüedad y nace en la India, aunque en el siglo XX fue introducida formalmente por Maharishi Mahesh Yogi.

Su objetivo es que el individuo ‘trascienda’, es decir, que llegue al estado más poderoso y simple de conciencia, alejándose de cualquier control mental o proceso cognitivo. Gracias a esto, la mente se asienta de forma natural y espontánea en el interior del ser, en un nivel silencioso y tranquilo. Con esta práctica lograrás experimentar el mayor estado de relax y se recomienda especialmente a aquellas personas que llevan un estilo de vida occidental moderno, es decir, individuos activos, ocupados y en movimiento.

Foto: Pexels

Mitos

Esta técnica no tiene nada que ver con religiones o creencias. ¡Vamos! Mucha gente no toma en serio estas prácticas porque creen que se trata de un giro radical en el estilo de vida o que se persigue alterar la formación filosófica o cultural de alguien. Y aunque estamos hablando de una práctica extraída del hinduismo, también es cierto que tendrá efectos positivos en quien la practique, independientemente de la religión que profese.

De hecho, el cuerpo de investigación más sólido sobre los programas de desarrollo del potencial humano se desenvuelve en el área de la Meditación Trascendental. Estamos hablando de alrededor de 600 estudios científicos desarrollados en 250 universidades en 33 países diferentes. Cuyos resultados han sido publicados en los magazines científicos más importantes del mundo. Por eso, estamos seguros que lo que te estamos presentando te ayudará a superar problemas tan básicos y frecuentes como el estrés y la ansiedad ¡Abajo prejuicios!

Por otra parte, tampoco se trata de un estado intelectual. La MT deja que los pensamientos fluyan sin reparar conscientemente en ellos. Bajo esta modalidad, al cabo de unos minutos, los pensamientos desaparecerán y el cuerpo entrará en un estado de relajación, despertando la energía y la creatividad en el individuo.

Foto: Pexels

Técnica

Bien, vamos con la pregunta de oro ¿Cómo se hace? Esto te lo explicaremos punto por punto, pero antes debes saber que esta práctica dura alrededor de 20 minutos y tienes que hacerlo al menos dos veces por día, se recomienda en la mañana y en la noche. Lee con atención:

  • Primero que nada, debes confiar en el ejercicio, tener la plena seguridad de que esta técnica te aportará beneficios y mejorará tu salud. La meditación trascendental no producirá cambios en ti hasta que tú se lo permitas.
  • Aunque prácticamente puedas hacer esto en cualquier lugar, te recomendamos que al principio escojas escenarios muy tranquilos, alejados del ruido y de posibles interrupciones. Una locación de luz tenue donde te sientas realmente cómodo.
  • Otro elemento que te ayudará a concentrarte es la música y el incienso, ambos motivan a la relajación y te permitirán alcanzar ese estado de calma que tanto buscas. No es un recurso obligatorio, puedes usarlos eventualmente para tus prácticas.
     

  • Es hora de colocarse en una posición cómoda, preferiblemente sentados, y respirar profundamente, concéntrate en cómo el aire te recorre los pulmones al entrar y al salir. Imagina que gracias a la respiración estás regenerando tu energía, debes disfrutarlo y poco a poco tu mente se irá poniendo en blanco. Un dato importante: la MT busca la reducción del ritmo cardíaco y esto lo lograremos gracias a la respiración pausada y la concentración.
  • Ahora que has conseguido relajarte, visualiza tu mayor anhelo, aquello que te gustaría mejorar en tu vida. Puedes hacerlo apoyándote en imágenes mentales o proyecciones. No pienses en otra cosa, solo concéntrate en esto.
  • Finalmente, convence a tu cuerpo de que puede conseguir lo que se propone, que está listo para lograrlo. Para esto es recomendable usar mantras, repetirlos varias veces hasta sentir que estás más cerca de alcanzar tus objetivos. A los minutos sentirás que entras en un estado profundo de relajación.

Como punto agregado, quiero aclarar que aunque sea excesivamente sencillo, no está de más consultar con algún experto para que te oriente al principio y verifique que estás desarrollando la técnica correctamente.

Foto: Pexels

Posturas

Bien, te recomendamos estar sentado. En efecto, se trata de la posición ideal para esta práctica. Sin embargo, existen muchas formas de estar sentado y aquí te explicamos las distintas posturas que puedes practicar:

  • Sentarse en una silla con el espaldar recto: Separa un poco las piernas, apoya bien los pies en el suelo. El tronco debe formar un ángulo recto. Se debe mantener el cuello, la espalda y la cabeza de forma recta respectivamente. El dorso de la mano izquierda debe apoyarse en la palma de la mano derecha en posición horizontal y contra la parte baja del abdomen, de modo que las muñecas descansen en los muslos.
  • Postura del loto completo: Es una de las más difíciles pero altamente recomendada. El pie derecho se coloca sobre el muslo izquierdo y el pie izquierdo sobre el muslo derecho. Mientras más arriba coloques los pies, conseguirás que tus rodillas estén más bajas.
  • Postura sencilla: Es una posición relativamente fácil. Consiste en cruzar los tobillos y tener las rodillas lo más bajas posibles.
  • Postura birmana: Se flexiona totalmente una pierna con el talón contra el perineo. Luego flexionamos la otra apoyando el pie en el suelo justo delante del otro.

Guía de respiración

  • Respira de forma lenta y profunda
  • Endereza el abdomen para inhalar y exhalar
  • Deja que la respiración encuentre su propio ritmo.

Foto: Pexels

Mantras

El uso de mantras es altamente efectivo. Consiste en repetir una palabra de forma pausada y fluida, dejándola flotar. Puedes usar mantras tradicionales del yoga con especial significado devocional para los hindúes como ‘Om’ o ‘Aum’.

También puedes utilizar palabras con significado, por ejemplo ‘paz’, de modo que al ser repetida varias veces deje de estimular el pensamiento y comience el efecto relajante. Lo cierto es que no importa si usas un mantra tradicional o una palabra cualquiera, lo importante es que la mente quede suspendida, en un estado de equilibrio calmado.

Beneficios

Lo mejor de la meditación trascendental es que sus beneficios son inmediatos y duraderos. Aquí vamos a mencionarte algunos de ellos:

#1 Adiós al estrés y a la ansiedad

Todos los seres humanos,- o al menos la mayoría-, han sentido estrés y ansiedad. Estamos claros con eso. Y también sabemos que este par de amiguitos son la razón de ser de muchos problemas que nos aquejan con el pasar del tiempo. Sin embargo, como te mencionamos anteriormente, la MT proporciona relajación y descanso tanto al cuerpo como a la mente, equilibrando la activación del sistema nervioso, los niveles hormonales y activando la coherencia cerebral. Es por ello, que podemos aliviar los síntomas de estrés y ansiedad. Tan sencillo como eso.

#2 Mayor eficiencia en el trabajo y en los estudios

Esto está principalmente basado en estudios científicos. Una de las tantas investigaciones se ocupó de comprobar que gracias a la meditación trascendental, los empleados fueron más eficientes, mejoraron su capacidad de liderazgo y demostraron mayor rendimiento en tareas mentales. Luego, otros estudios dirigidos a estudiantes, demostraron que esta técnica les ayudó a aumentar la coherencia del cerebro, reducir la somnolencia y disminuir la depresión.

#3 ¿Más inteligentes?

Así como lo leen. Estudios demostraron que las personas que practican la MT han mejorado la habilidad para razonar frente a determinadas situaciones, así como también han conseguido pensar con mayor rapidez y procesar informaciones. Dicha técnica te ayuda a desarrollar el bienestar físico y emocional en las relaciones sociales. Básicamente, potencia cualidades como: la comprensión, el análisis, la síntesis, la curiosidad y la evitación de riesgos.

 

Hemos llegado a la recta final, pero antes de despedirme, quiero compartirte una pieza musical ideal para que empieces a desarrollar esta técnica:

¡Llegó la hora de meditar!

Andrea Isabella Marín Dellepiane
@AndreaIsabellaD on instagram

 

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *