Películas que te cambiarán la forma de ver la vida

¡Ay! ¡La vida! Un tema de nunca acabar, jamás resuelta, controversial, extraña y con tantos misterios que parece no haber suficientes respuestas para este tsunami de preguntas… ¿Cómo se vive? ¿No existe un manual? Si bien es cierto, no hay una lista de instrucciones ni un tutorial en YouTube que nos garantice llevar una vida perfecta, sin embargo, el cine nos echa una mano y nos brinda en tan solo dos horas, los pensamientos más profundos sobre la vida usando la ficción como recurso.

Si eres de las personas que dedica sus momentos libres a pensar en esos estados inevitables de la existencia, te invito a revisar esta lista de películas que te ayudarán a replantearte la vida y ver las cosas desde otra perspectiva.

“El origen” (Inception) – 2010

En principio, este largometraje consigue cuestionar tu percepción sobre la realidad. Fue dirigida por Christopher Nolan, uno de los grandes directores del cine contemporáneo, el responsable de que ahora te preguntes cuántas realidades pueden existir en tu mente ¿Quiénes somos? ¿Qué hacemos? En el origen, nos muestran que nuestro inconsciente, muchas veces, puede arrastrarnos, congelarnos, sin dejarnos avanzar, y a su vez, nos explican que el poder de la mente supera barreras inimaginables.

Sinopsis por FilmAffinity:

“Dom Cobb (Leonardo DiCaprio) es un experto en el arte de apropiarse, durante el sueño, de los secretos del subconsciente ajeno. La extraña habilidad de Cobb le ha convertido en un hombre muy cotizado en el mundo del espionaje, pero también lo ha condenado a ser un fugitivo y, por consiguiente, a renunciar a llevar una vida normal. Su única oportunidad para cambiar de vida será hacer exactamente lo contrario de lo que ha hecho siempre: la incepción, que consiste en implantar una idea en el subconsciente en lugar de sustraerla. Sin embargo, su plan se complica debido a la intervención de alguien que parece predecir cada uno de sus movimientos, alguien a quien sólo Cobb podrá descubrir”.

“Nueva York en escena” (Synecdoche, New York) – 2008

Es una película escrita y dirigida por Charlie Kaufman que también se dio a conocer con el título: “Todas las vidas, mi vida”. Al autor de esta singular pieza logró tocar una multitud de temas en tan solo 120 minutos de film, regalándole al público toneladas de pensamientos y emociones que se pasean por todos los grados de intensidad.

Algunos se aquejan por percibir una intención pretenciosa del director porque aborda muchos tópicos de una forma crítica y filosófica, entre ellos: la naturaleza de la familia, el hogar, las relaciones entre el hombre y la mujer.

El reparto está conformado principalmente por el fallecido Philip Seymour Hoffman (Caden Cotard), Catherine Keener (Adele Lack), Samantha Morton (Hazel), Hope Davis (Madeleine Gravis), Tom Noonan (Sammy Barnathan) y Emily Watson (Tammy).

Sinopsis por El Séptimo Arte:

“Hoffman interpreta a un director teatral que intenta representar una obra creando una réplica de Nueva York a tamaño natural dentro de un almacén. Keener da vida a su primera esposa mientras que Williams es la segunda y Morton su amante. Tilda Swinton por su parte es la mejor amiga del personaje de Keener”.

“El club de la lucha” (Fight Club) – 1999

Una película que persigue hacernos reflexionar, entre otras cosas, sobre la vida moderna, y lo hace de forma explícita gracias a los monólogos de su protagonista (Edward Norton), quien aborda de forma tajante las consecuencias del capitalismo sobre el individuo y algunas lógicas de la vida moderna “La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos”.

Sinopsis por FilmAffinity:

“Un joven hastiado de su gris y monótona vida lucha contra el insomnio. En un viaje en avión conoce a un carismático vendedor de jabón que sostiene una teoría muy particular: el perfeccionismo es cosa de gentes débiles; sólo la autodestrucción hace que la vida merezca la pena. Ambos deciden entonces fundar un club secreto de lucha, donde poder descargar sus frustaciones y su ira, que tendrá un éxito arrollador”.

“No es país para viejos” (No Country for Old Men) – 2007

Considerada por algunos críticos como la mejor película de los hermanos Coen, y aunque sea una película de gánsters, con una trama bastante sencilla y popular, los autores lograron hacer de esta película una cinta extraordinaria, fuera de la caja, que te atrapa completamente y te brinda un par de reflexiones antológicas que te costarán olvidar.

Sinopsis por El Séptimo Arte:

“La historia empieza cuando Llewelyn Moss (Josh Brolin) encuentra una camioneta rodeada por varios hombres muertos. En la parte trasera hay un cargamento de heroína y dos millones de dólares. Cuando Moss coge el dinero, provoca una reacción en cadena de violencia, que la ley, representada por el desilusionado sheriff Bell (Tommy Lee Jones), no consigue detener. Mientras Moss intenta huir de sus perseguidores, especialmente del misterioso cerebro de la operación (Javier Bardem) que se juega las vidas de otros a cara o cruz, la película pone al descubierto la delincuencia en Estados Unidos y amplía su significado hasta incluir temas tan antiguos como la Biblia y tan contemporáneos y sangrientos como los titulares de esta mañana”.

“Ella” (Her) – 2013

Esta es, por mucho, una de las propuestas más inquietantes de Spike Jonze, una película que se atrevió a hablar sobre la soledad inmersa en el mundo tecnológico, planteando la paradoja de que todos estamos muy conectados, pero a la vez, nos encontramos irremediablemente solos. Un film pertinente, que presenta una de las reflexiones más potentes en la sociedad actual. Nos plantea un escenario en el que la tecnología está cada vez más integrada a nuestras vidas, sin poder escapar de ella, comenzamos a sentir una patológica necesidad.

Sinopsis por FilmAffinity:

“En un futuro cercano, Theodore, un hombre solitario a punto de divorciarse que trabaja en una empresa como escritor de cartas para terceras personas, compra un día un nuevo sistema operativo basado en el modelo de Inteligencia Artificial, diseñado para satisfacer todas las necesidades del usuario. Para su sorpresa, se crea una relación romántica entre él y Samantha, la voz femenina de ese sistema operativo”.

“Comer, rezar, amar” (Eat, pray, love) – 2010

Este film se atreve a coleccionar las interrogantes que normalmente nos hacemos llegando a la cúspide de nuestras vidas, un proceso que parece mecanizado y vilmente programado por la sociedad y sus normas: creces, estudias, te casas, tienes hijos, tienes nietos ¿Y eso es todo? ¿No hay algo más? Nuestra protagonista emprende un viaje muy largo en busca de esas respuestas, dejando atrás todas las banalidades que su cuerpo y su mente no necesitan, descubriendo que los verdaderos placeres de la vida pueden resumirse en tres palabras: comer, rezar y amar.

Sinopsis por FilmAffinity:

“Tras varios fracasos sentimentales, una mujer decide encontrarse a sí misma a través de un viaje por Italia, la India, Bali e Indonesia. Liz Gilbert (Julia Roberts) tenía todo lo que una mujer puede soñar, un marido, una casa y una brillante carrera, pero se encontraba perdida, confusa, insatisfecha. Una vez divorciada, y tras un periodo de reflexión, decide abandonar su acomodada vida y lo arriesga todo, emprendiendo un viaje alrededor del mundo. La historia se basa en el best-seller autobiográfico de Elizabeth Gilbert”.

Andrea Isabella Marín Dellepiane
@AndreaIsabellaD on Instagram

Comentarios

comentarios