Portugal quiere tener su propia “Route 66”

obidos-streets-2048x920

Recorrer Portugal de norte a sur al volante por una única carretera ya es posible, pero varios alcaldes portugueses quieren convertir este trayecto en una ruta turística inspirada en la “Route 66” estadounidense que permita promover los atractivos de las diferentes regiones del país.

La vía elegida es la Nacional II, conocida como EN2, una carretera que serpentea por la espina dorsal del país a lo largo de 739 kilómetros entre las localidades de Chaves (norte) y Faro (sur) y la única que recorre el territorio nacional de extremo a extremo.

Aunque sea más modesta que la legendaria “Route 66” (3.939 kilómetros), la EN2 encierra sus encantos.

“Es una vía mítica, una de las tres carreteras en el mundo con esta tipología, junto a la Ruta 40 en Argentina y la ‘Route 66’ en Estados Unidos. Es una carretera única con un misticismo diferente y una excelente oportunidad para que los municipios se promocionen”, explicó a Efe el impulsor del proyecto, Luís Machado.

Machado es el alcalde de Santa Marta de Penaguião, uno de los 32 municipios que atraviesa la carretera, entre los que figuran localidades más grandes como Vila Real y Viseu pero también pequeñas aldeas que se beneficiarían de un estímulo turístico.

Algunos de estos municipios pertenecen además al interior del país, una zona históricamente desfavorecida respecto a las regiones costeras.

Portugal-quiere-tener-propia-Route_EDIIMA20160728_0180_4

Para llevar el proyecto adelante, se va a constituir una asociación de municipios y después se avanzará hacia la búsqueda de socios y de financiación, un plan al que ya se han sumado 30 de las 32 localidades del camino.

Machado también aprovechó una visita este mes a su municipio del presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, para invitarle a apadrinar el proyecto.

“Queremos captar un turismo diferente, que coma y que beba en los municipios, y así dar también una oportunidad a nuestros productores locales de vender sus productos y también a los establecimientos de alojamiento”, señaló Machado, que considera que la ruta servirá además para revitalizar la carretera.

Varios tramos de la EN2 tienen su origen en las principales calzadas romanas de Lusitania. Sin embargo, el proyecto de realizar una gran carretera que recorriera el país de lado a lado surgió durante el régimen dictatorial del Estado Novo (1931-1974) y la carretera fue constituida como tal en 1945.

Durante muchos años, la EN2 se erigió como una de las vías más importantes del país, pero poco a poco fue siendo relegada por otras carreteras más rápidas y directas que mermaron su importancia económica. Ahora puede resurgir.

El alcalde luso cree que la futura ruta “va a ser muy concurrida tanto por turistas portugueses como por extranjeros” y desveló que ya se han interesado por el proyecto grupos de paseos a pie y en bicicleta, de coches clásicos y de turismo religioso.

Cuando sea constituida la asociación de municipios, la institución intentará asociar al proyecto a Infraestructuras de Portugal, la empresa estatal que gestiona la carretera.

El objetivo siguiente es que cada municipio intente captar alrededor de 30 socios entre restaurantes, alojamientos, productores locales y asociaciones turísticas que puedan contribuir al diseño de una ruta con todos los atractivos que hay a lo largo del camino.

portugal

“Crearemos una aplicación móvil en la que la gente pueda ver toda la oferta que hay a lo largo de la ruta: dónde dormir, dónde comer, qué productos pueden adquirir, los lugares para visitar en cada región… Será una oferta única en el país”, subrayó Machado.

También está previsto crear un pasaporte para que los turistas y locales que recorran la ruta puedan ir coleccionando los sellos de los municipios en los que decidan hacer una parada.

Aunque en una primera fase la financiación procederá de los propios municipios, posteriormente quieren recurrir a los fondos comunitarios, sobre todo en las áreas de turismo y cultura.

“La ruta es un proyecto que siendo nuestro es de todos los portugueses y va a mostrar la cultura de Portugal de norte a sur. Va a cambiar la vida de los municipios que atraviesa la carretera y va a poner en valor este territorio para convertirlo en algo sostenible y rico”, defendió el alcalde de Santa Marta.

Esta “Route 66” a la portuguesa creará, según Machado, un turismo “de saudade”: quien se ponga detrás del volante y emprenda este trayecto no podrá evitar sentir nostalgia y no se resistirá a la tentación de visitar una vez más las regiones de Portugal. EFE

Comentarios

comentarios