Sophia Amoruso, la verdadera GirlBoss de Netflix

Girlboss es una de las más recientes series producidas por Netflix que relata la vida de Sophia Amoruso, la espontánea y alocada jovencita de 22 años que un día, desde la miseria y la inexperiencia, decide vender ropa vintage en línea dentro de la plataforma eBay, y así fundaría su propia compañía, convirtiéndose de a poco, sin saber, en una de las empresarias más reconocidas a nivel mundial, entrando en una lista de Forbes y promocionando su autobiografía. Fue así como a los 27 años construyó un imperio de moda multimillonario. Estas fueron razones suficientes para que Netflix le brindara un lugar en su privilegiado stock de series vía streaming, llamando la atención de los más Millennials, y con total honestidad podemos decirte que no tiene pérdida.

Tarea: si no la has visto todavía, corre y dale una mirada. Girlboss es corta y muy entretenida. Tiene una duración de 13 capítulos y cuando menos lo esperes, ya habrás terminado la primera temporada.

La propia Sophia es productora ejecutiva junto a la gran Charlize Theron, Cannon, Laverne McKinnon y Beth Kono. Ellos tomaron a Britt Robertson para el papel de Amoruso.

En su momento, Forbes también se sintió profundamente atraído por esta historia de emprendimiento y decide hacer un reportaje de su vida, fue aquí donde se dio a conocer que esta visión empresarial atraviesa los genes familiares, puesto que su abuelo tenía un gran motel y una tienda de piano, su padre vendía préstamos hipotecarios y su mamá vendía casas.

También puedes leer > “¿Por qué Netflix está conquistando el mundo?

Lo cierto es que Sophia, aunque parecía una chica rebelde, desde los nueve años leía libros sobre startups, atravesó por millones de trabajos hasta que encontró la manera de destacar entre tanto movimiento americano.

¿Cómo lo hizo? Adquirió prendas de vestir en tiendas de segunda mano y ventas de garaje, luego las intervenía brindándole un poco más de estilo para ofrecerlas en eBay. Muchas personas subastaban las mismas prendas que ella, sin embargo, esta GirlBoss encontraría la forma de diferenciarse y pidió a sus amigos que posaran la ropa, luego escogía las mejores y las publicaba en su sitio para empaquetar y hacer los envíos a quienes le compraran.

Usó MySpace como plataforma de respaldo, las mejores fotos las publicaba allí. Un año y medio después de comenzar a escribir esta historia, logró percibir alrededor de 115 mil dólares en ventas, pero no era suficiente, ella buscaba más, así que cambió eBay por su propia marca, Nasty Gal, dejando también MySpace para incluir su emprendimiento en Facebook.

Para el 2012, Nasty Gal ya facturaba 128 millones de dólares en venta y tenía más de 100 empleados. Para el 2014 ya abriría su primera tienda física en Los Ángeles, y para el 2015 abriría su segunda sucursal en Santa Mónica.

En el 2016, Sophia Amoruso formó parte de la lista de mujeres más ricas que han creado su propia fortuna, con un patrimonio de 280 millones de dólares. Sin embargo, en ese mismo año llegó la peor noticia para la joven empresaria, Nasty Gal se acogió a la ley y llegó a la quiebra.

También puedes leer > “Netflix: 10 curiosidades que te sorprenderán”

Pero frente a este panorama, Sophia no decayó, al contrario, cree que es una excelente oportunidad para corregir los errores financieros de la empresa, y además, está muy feliz por #Girlboss, una serie que le encanta y pese a que se basa tanto en hechos positivos como negativos de su vida, la disfruta como cualquier otra producción de Netflix.

Después de saber, que en poco tiempo, esta chica llegó de la nada al todo, y después de sufrir una caída casi fulminante, sigue tomando fuerzas para recuperarse, nos preguntamos… ¿Quién mejor que GirlBoss para dejarnos un par de consejos? Aquí te compartimos algunos:

#1 Encuentra un trabajo que de verdad te guste

Aunque sea el consejo más cliché de la historia, es al que menos atención le prestamos porque al final, siempre terminamos trabajando para el primero que nos contrate ¿o no? Ten valor y escoge un trabajo con el que realmente te identifiques, no pares hasta llegar a él, tu pasión y la constancia te ayudarán a destacarte.

#2 No te estreses,  no existen historias perfectas

Si la cumbre del éxito no ha llegado todavía, no desesperes ni pierdas la paciencia. Necesitas escalar muchos puestos para encontrar un lugar en la cima. Muchos empresarios empezaron con una escoba en la mano. No dejes de luchar y ten presente que ningún oficio es “poca cosa”, de todo se aprende.

“La mayoría de la gente no aterriza en el trabajo de sus sueños, lo que significa que todos tenemos que empezar en alguna parte”.

#3 Realmente no necesitas esos zapatos de Marc Jacobs

¡Especialmente para las chicas! Es hora de poner a prueba su responsabilidad financiera. Cuando estás comenzando un nuevo proyecto debes vigilar la cantidad de ceros de tu cuenta bancaria. Tengan fuerza de voluntad y huyan de los zapatos caros y maravillosos que piden a gritos ser comprados.

“Si aprendes a controlar tus finanzas no te encontrarás atrapada en trabajos, lugares  relaciones que odias solo porque no puedes permitirte el lujo de ir a otra parte”.

También puedes leer > “Conoce 10 libros de motivación para emprender”

#4 Pide lo que quieres

¿Les ha pasado que se molestan porque no obtienen lo que quieren? Probablemente sí, pero… ¿Se han preguntado si realmente lo han pedido? El mundo no puede leer nuestras mentes, debes poner las cartas sobre la mesa. Exprésate.

#5 Vestirse bien sí importa

Esto forma parte indispensable de lo que conocemos como “una buena impresión”. Nuestra ropa habla de nosotros. Invertir un poco más de esfuerzo por la mañana a la hora de salir a trabajar, puede brindarnos miles de oportunidades, sin importar en qué trabajes o qué tan importante es tu puesto. Bien decía GirlBoss que la ropa es “el traje de armadura con el que combatimos el mundo”.

#6 Sé emprendedor, incluso si no eres el jefe

Actualmente, una de las características más buscadas en los empleados es que sean emprendedores, porque eso, en definitiva, demuestra que sí te interesa destacar y marcar la diferencia. “Las personas emprendedoras son apasionadas por lo que hacen, cómodas al tomar riesgos y rápidas a pesar de las fallas”.

Andrea Isabella Marín Dellepiane
@AndreaIsabellaD on Instagram

Comentarios

comentarios