Tinder, la aplicación del amor

Tinder

App Tinder

En mayor o menor medida todos hemos crecido familiarizados con la expresión “Y vivieron felices para siempre”. Y es que, desde muy temprana edad los niños son alentados con cuentos de hadas y finales de ensueño. Es casi una tradición que en gran cantidad de libros, películas y series se promuevan historias de damiselas en apuros y de heroicos galanes dispuestos a morir por amor. Sin embargo, sabemos que la realidad del corazón es mucho más compleja.

Encontrar al compañero ideal no siempre resulta sencillo. Cupido es travieso y todos hemos sufrido por sus jugarretas. Ahora bien, los tiempos han cambiado y la tecnología nos ofrece ingeniosas alternativas para conseguir el anhelado flechazo. De allí que hoy te presentemos a Tinder, una de las aplicaciones más reconocidas para el romance y el flirteo.

También puedes leer > “¿Por qué tememos al matrimonio?”

Tinder  surge 2012  con el objetivo de formar nuevas relaciones amorosas. Fue creada por Sean Rad, Justin Mateen, Jonathan Badeen como una alternativa práctica, cómoda, y accesible para entablar citas y emparejar a gente afín. Quienes se suscriben a esta red de contactos, tienen la posibilidad de conocer a personas  con intereses similares y darle una oportunidad al amor. Recientes estudios de Info Technology revelan que esta aplicación forma alrededor de diez millones de encuentros románticos al día, y que mantiene un promedio de 800 millones de interacciones entre sus usuarios.

Como en la guerra y en el amor todo es válido, resulta oportuno evaluar cómo funciona esta novedosa plataforma en línea. Para iniciar, debes descargar la aplicación desde App Store o Google Play. Es de destacar que el funcionamiento de la misma depende del perfil social de Facebook, por lo cual resulta indispensable actualizar todos los datos de dicha red (Ubicación, edad, preferencias, gustos, imágenes).

Seguidamente se debe construir un perfil bastante esquemático que estará compuesto por el nombre, la edad y un par de fotografías que el usuario debe elegir con mucha sensatez. En este sentido, se sugiere que las imágenes sean auténticas y recientes (unas enfocadas en el rostro, y otras en el cuerpo). La idea es que los retratos reflejen al sujeto tal cual es. Si un individuo no es pertinente con las fotografías que publica, lo más probable es pierda importantes posibilidades de emparejamiento.

También puedes leer > “Los millennials tienen menos sexo que generaciones previas”

El próximo paso consiste en establecer una configuración adecuada a las preferencias personales, es decir, el sujeto debe especificar lo que está buscando. De este modo, delimitará el rango de edad, el sexo, la distancia geográfica, y expondrá una breve descripción personal, destacando las aficiones que le resultan de interés. Una vez que el perfil se encuentra disponible en Tinder comenzará la interacción entre los participantes compatibles.

En este punto los usuarios han de valorar los perfiles afines, e indicar cuáles son sus grandes favoritos.  Si la persona siente atracción por alguien en particular debe hacer uso del ícono de “corazón”. De lo contrario, debe emplear el ícono de la “X”, y el candidato quedará descartado de la selección.  En otras palabras, aquí se aprueban o desaprueban a los posibles pretendientes. Ahora bien ¿Cuándo surge un “Match”?  Para que Tinder empareje a los usuarios ambos deben aprobarse entre sí, seleccionando el ícono de “corazón”.  La verdad es sencillo, si las personas manifiestan un interés recíproco la aplicación los conecta automáticamente.

También puedes leer > “Los 10 países más promiscuos del mundo”

Es de agregar que cuando un individuo  recibe la primera notificación de “Match”, puede ponerse en contacto de forma inmediata con su media naranja. Normalmente, los participantes inician sesiones de chat y a partir de allí empiezan un intercambio más personal; en ocasiones, los usuarios consiguen vincularse con varios candidatos, lo cual trae como consecuencia que el sujeto tenga más oportunidades para compatibilizar con alguien.

Evidentemente, Tinder funciona como un mediador o intermediario que brinda nuevas posibilidades de relacionarse y de encontrar a compañeros sentimentales. No obstante, será responsabilidad de cada individuo procurarse encuentros casuales, o, vínculos amorosos significativos.

Entre las ventajas de Tinder se encuentran:

Compatibilidad: La aplicación te garantiza conocer personas en base a tu ubicación geográfica, edad, o gustos en común.

Competencia social: Se ha comprobado que los sujetos con deficiencias de comunicación y problemas de ansiedad tienden a utilizar Tinder en un intento de sopesar sus limitaciones sociales. Obviamente, el contacto en línea permite que la persona evite los temores de la socialización directa.

– Búsqueda de Sensaciones: Gran cantidad de usuarios emplean esta aplicación buscando obtener nuevas y curiosas experiencias.

-Accesibilidad: Esta aplicación es práctica, cómoda, y accesible (Tiene una versión gratuita y una paga). Su diseño facilita la suscripción y la interacción continua.

– Reconocimiento: Hasta ahora es la aplicación para citas con mayor cantidad de personas suscritas.

– Zona de Confort: Esta plataforma funciona como un entorno neutro en el que la persona puede desinhibirse e interactuar libremente.

Por otro lado, entre las desventajas de Tinder se tiene que:

– Muchas personas alteran su identidad digital creando perfiles falsos.

– La aplicación ofrece un espacio realmente limitado para la descripción personal.

–  En muchos casos los usuarios establecen vínculos efímeros y superfluos.

– Los aspectos geográficos pueden ser alterados por ciertos individuos. Basta con ir de vacaciones para aplicar esta engañosa estrategia.

– Suele ocurrir que no haces “Match” con la persona de tu preferencia.

– Los individuos han sustituido la vida social “presencial” por intercambios virtuales.

Andrea Isabella Marín Dellepiane
@AndreaIsabellaD on Instagram

Comentarios

comentarios