Will Aranguiz, chileno destacado en las Artes Marciales Mixtas

Will Aranguiz

Indudablemente, el deporte tiene la capacidad de instalarse en el corazón de los atletas, haciéndoles moverse al ritmo de sus sueños y motivándoles a pulir sus destrezas. Los grandes deportistas construyen carreras inolvidables y destacan en sus respectivas disciplinas gracias al compromiso y a los sacrificios a los que tuvieron que someterse y este es el caso de Will “Bombardero” Aranguiz.

Will nació en Santiago de Chile y el destino lo llevó hasta Tailandia. La sencillez que le caracteriza y el arduo trabajo al que se ha sometido para cumplir sus objetivos, le han convertido actualmente en una figura destacada dentro de la caja de las Artes Marciales Mixtas (MMA). Después de haber recorrido un camino poco fácil en Nueva Zelanda, Will encuentra el sueño de vivir de lo que ama y gracias a un imponente espíritu deportivo, actualmente forma parte de un team americano en Tailandia, conocido como “Team Quest Thailand”.

Will Aranguiz

¿Cómo te descubres en las Artes Marciales Mixtas?

“Desde siempre el deporte me llamó la atención, hice karate mientras estudiaba en la universidad, egresé como técnico en construcción, luego taekwondo y así fui practicando diferentes artes marciales, sin embargo, yo veía el MMA un deporte demasiado bruto, no pensé que fuera algo que iba a hacer, simplemente observaba a dos personas tumbarse dentro de una caja y dando vueltas en el suelo, pero luego descubrí que esta disciplina es mucho más que eso y requiere de mucha técnica y preparación, es un arte”.

Will Aranguiz

¿Y sentiste que en Chile no tendrías la posibilidad de dedicarte a esto a tiempo completo?

“Sí, digamos que en Chile no vi la posibilidad de seguir esta disciplina como una carrera que a futuro pudiera servirme para mantenerme económicamente, por eso cuando estuve allá no lo veía como una carrera, no tenía la disciplina que desarrollé ahora acá, tampoco tenía idea de lo que significaba ser propiamente un peleador porque en Chile entrenaba dos o tres veces por semana, sin embargo era obvio que me encantaba. Dejé fiestas de lado, no tomaba licor… todo esto por el deporte. Pero fue el lugar donde me enamoré de esto, yo practicaba en el club Los Bombarderos”.

¿Cómo diste el gran paso?

“Un día decidí con mi primo postular para la Visa Working Holiday en Nueva Zelanda y viajamos. Fue en el 2011, el mismo año del terremoto cuando pisé NZ y durante esa primera semana encontré un club, me puse a entrenar de una vez, luego estuve viajando por un año por todo el país, trabajando y conociendo ciudades, en cada una entrenaba un poco, hasta que llegué a Christchurch”.

¿Cómo llegas al team Strikeforce?

“Justo al llegar a Christchurch encontré este club y vi que el nivel de entrenamiento era súper alto, el nivel de profesionalismo de los entrenadores era distinto a casi todo lo que había visto. Las personas que estaban en este team dedicaban su vida exclusivamente al deporte y al trabajo, aquí veíamos disciplinas como taekwondo, boxeo, jiu jitsu brasileño y karate”.

amm2

Entonces también dividiste tu tiempo entre el trabajo y el entrenamiento… ¿Cómo era tu rutina?

“Bastante fuerte, yo trabajé como pintor durante tres o cuatro años y al mismo tiempo entrenaba todos los días. Me levantaba a las 5:30am para entrenar hasta las 7:30am de ahí entrar a trabajar a las 8:00am y cumplir entre 8 y 9 horas diarias para volver al gimnasio a entrenar dos horas más, y después de eso llegaba a casa, todos los días esa era mi rutina. Yo estaba seguro de que si no me esforzaba como atleta no iba a conseguir lo que quería, y bueno… lo he conseguido”.

¿Y cómo fue que te dedicaste exclusivamente al MMA?

“Bueno… fue un proceso, cuando era pintor me preguntaba ¿Podré sostenerme a mí mismo siendo peleador o sigo trabajando como pintor? Y un día me di cuenta que todas las mañanas me levantaba para trabajar en algo que me estaba destrozando, yo no quería seguir haciendo eso… Paralelo a esto, me fue bien en Nueva Zelanda, gané mis cuatro peleas y luego mi entrenador envió mis datos a un club en Tailandia por un auspicio, me aceptaron y aquí estoy”.

¿En qué consisten las artes marciales mixtas?

“Como su nombre lo indica, se trata de unificar varias artes marciales en una pelea, entre ellas: jiu jitsu brasileño, boxeo, kickboxing, taekwondo, karate, entre otros… La idea es detectar cuál es el punto débil del contrincante para poner en práctica la estrategia”.

amm1

Las lesiones deben ser fuertes…

“Sí, digamos que el tema físico es algo con lo que todos los deportistas tienen que lidiar. Los futbolistas tienen problemas con los tobillos, los basquetbolistas con las rodillas, imagínate nosotros… Todos los días me levanto con dolor, siempre me duelen mis tobillos, mis muñecas y mis rodillas, tuve problemas con mis ligamentos tiempo atrás, tengo un hombro que está averiado, mis orejas están afectadas también, es fuerte”.

Ahora acabas de ganar en un campeonato de MMA en China con el club americano en Tailandia “Teamquest”…

“Sí, fíjate que yo fui a China como ayudante de uno de mis compañeros de entrenamiento, él era el que iba a pelear y yo únicamente iba a ayudarlo, a vigilar que cumpliera con el peso, administrarle las entrevistas, asegurarme de que no se deshidratara, ese era mi trabajo… acompañarle y hacerle sentir seguro. Pero el mismo día cuando estaban entrevistando a todos los peleadores, uno de los promotores me dice que un peleador le había preguntado si había alguien que quisiera pelear, y me postulé, yo entrenaba todos los días y por eso acepté la pelea. Este evento estuvo televisado en 7 países de Asia”.

Fue algo inesperado… ¿Cómo te sentiste?

“Fue un trabajo fuerte, fíjate que todo está en la mente, lidiar con la adrenalina y los nervios siempre es algo difícil, además, estas peleas normalmente se aceptan con tres meses de anticipación para entrenar y yo la acepte con solo un día de anticipación. Sin embargo, yo me sentía preparado porque entreno mucho todos los días, es como cuando vas a dar una prueba en la universidad y cuando no estudias vas muy nervioso porque no tienes idea de qué puedes hacer, bueno… igualmente sucede con esto”.

¿Los planes a futuro?

“Mi idea es seguir aprendiendo y entrenando lo más que pueda, para que a los 37 años cuando me retire, pueda volver a Chile a ayudar a mi antiguo club, aunque también siento que le debo mucho a mi club en Nueva Zelanda, quisiera aportar algo en cada uno de estos lugares”.

amm5

Andrea Isabella Marín Dellepiane
@AndreaIsabellaD on twitter

Comentarios

comentarios